¿Nos beneficia estar en un trabajo que no nos guste?

Publicada en Publicada en Vida laboral

Antes de explicártelo detalladamente, la respuesta es un gran y rotundo no. Simplemente no es sano estar en un trabajo que no te permita sentirte desarrollado como el profesional que eres. Pasamos una cuarta parte de nuestras vidas estudiando para realizar nuestros sueños, mediante un empleo que permita capacitarnos y garantizarnos una estabilidad económica.

¿Te suena difícil conseguir eso? Pues comienza a replantearte qué exactamente quieres en tu vida, y si podrías soportar una década más estando en el trabajo que tienes, porque de no querer lo que actualmente posees, ¿qué has hecho para que tu futuro sea diferente? ¿Requieres más razones para darte ese empujoncito que tanto necesitas? Te damos unas cuantas.

Te baja la autoestima

Cuando sentimos que no estamos en el lugar correcto, ni con las personas correctas, nos sentimos a la deriva, sin expectativas de nada, ni retos que nos hagan merecedores de premios. Cuando estamos trabajando en un lugar que no es grato para nosotros, esto hace que dudemos de nuestras capacidades, de que qué tan buenos podemos ser en otros ámbitos, por lo que pueda causar cierta frustración en las personas y sentirse derrotados y desesperanzados.

¡Ánimo! Tienes todas las herramientas para salirte de allí y buscar eso que tanto anhelas. Si lo que te detiene es la paga, plantéate una meta a mediano plazo que puedas cumplirla y te permita buscar otras opciones u ofertas desde ahora. Pero si puedes salir de ese empleo que tanto aborreces cuando quieras, hazlo inmediatamente.

Tú mismo te estancas

La rutina muchas veces mata el entusiasmo, imagina cumplir con un horario que no te gusta, ver caras con las que no logras empatizar, y realizar actividades que además de monótonas, te resulten fastidiosas. Y hacer lo mismo todos los días puede generar que te estanques y que no te permitas seguir avanzando en pro de tu crecimiento profesional y personal. Solo tú puedes encontrar la determinación para lograr lo que quieras con más entusiasmo.

Solo logras ver lo malo

Puede que te la pases constantemente señalando y quedándote sobre lo mal que te va en el trabajo, y enumeres todas las cosas negativas por doquier. Si te cuesta mucho por los momentos cambiar de trabajo, ¿Por qué en lugar de quejas aportas a la solución? Esto te permitirá que veas tu entorno con otros ojos y en el que puedas ser más receptivo a las pequeñas cosas buenas que tu trabajo pueda brindar. Así como entraste allí, puedes salir cuando desees. Solo tú impones los límites.

Te crea confusiones

Aunque hagas el mejor desempeño en tus jornadas diarias, el que puedas ser bueno en algo no muchas veces te crea felicidad. Y eso hace que puedas caer en confusiones y no te permitas a dar ese siguiente paso. Si ese es tu caso, en el que eres excelente en lo que haces pero no te da satisfacción, comienza a abrir los ojos y fijarte en otros horizontes. Tu felicidad debe estar por encima de todo. Recuerda que el dinero ayuda mucho, pero no compra tu gratitud.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *