La puntualidad es un factor muy importante en la entrevista de trabajo

Publicada en Publicada en Entrevista de trabajo, Formación laboral

Obviamente que la puntualidad es un factor muy importante en la entrevista de trabajo, si partimos de la base, de que por aquí podríamos comenzar a medir todos los parámetros del resto de la entrevista, entonces llegaremos a la conclusión de que la puntualidad es lo primordial. Si la persona a quien se va a entrevistar, ni siquiera ha hecho acto de presencia, entonces no se podrá dar inicio a la mencionada entrevista para saber si la persona va a ser seleccionada o no.

Es más, cuando a una persona se le hace tarde para llegar a una entrevista de trabajo, lo mejor es que ni llegue. Más le vale llamar y dar cualquier motivo de peso por su ausencia y tratar de que le pospongan la entrevista para otra oportunidad si es que se la dan.

Ya de plano si insistes en llegar aunque sea tarde, te vas a conseguir con un entrevistador predispuesto a darte el cargo. Eso de llegar tarde a la entrevista, y más en el caso que sea la primera de varias, da muy mala espina y lo mejor es que te retires tu mismo a ser expuesto a la humillación de que no te reciban.

Es que realmente no hay excusa que valga para semejante desfachatez, a no ser que en realidad se haya presentado algo de tanto peso como para tirar por la borda esa oportunidad, pero cuando decimos de mucho peso, es de un muerto para arriba, de lo contrario no hay justificación que valga.

Si te dejan pasar esta por alto, entonces que se acostumbren a tu descaro y mas temprano que tarde, igualmente tendrán que echarte, solo que entonces no se te vaya a ocurrir pedir una carta de recomendación.

TE PUEDE INTERESAR:   Tips para manejar la ansiedad durante el trabajo

¿Cómo hacer para no llegar tarde a la primera entrevista de trabajo?

Esa pregunta de cómo hacer para no llegar tarde a la primera entrevista de trabajo, es muy fácil de contestar, si sabes que la empresa donde vas a ser entrevistado no te queda a la vuelta de la esquina, que tienes que tomar dos rutas diferentes para llegar, que por esa vía siempre se congestiona el transito, y pare usted de contar las historias, entonces trata de estar en las inmediaciones por lo menos con una hora de anticipación.

Por supuesto que no te vas a presentar a las puerta de la empresa a las seis de la mañana si la entrevista es a las ocho y treinta, pero sí que puedes estar por allí cerca y buscar una cafetería o alguna plaza por allí donde sentarte, te tomas un café, conversas un poco sobre el clima o sobre política internacional para calmar un poco la tensión nerviosa y cuando falten diez o quince minutos para la entrevista, entonces es que te vas a anunciar con la recepcionista.

Una vez sentado en el salón se esperas, trata de conversar con las otras personas que se encuentren en tu misma situación, quizás esperando también para ser entrevistados, y como por supuesto que se supone que los van a entrevistar en orden de llegada, nunca es bueno ser el primero, aunque esto no es realmente relevante, sí es preferible que pases de segundo o de tercero, no es cuestión de cábala ni mucho menos, pero así funcionan las cosas en la psicología.

¿Qué pasaría si tú eres la única persona a quien van a entrevistar y llegas tarde?

Ya te decimos lo que pasaría si tú eres la única persona a quien van a entrevistar y llegas tarde, la respuesta es que  con seguridad, te vas a encontrar con Gerente de Recursos Humanos, ya predispuesto hacia ti, que no tenga humor para querer escuchar tus excusas más que baratas y hartamente conocidas por él que está en eso todos los días y ya ha oído matar impunemente a “abuelitas”, “madrinas”, “tías”, y toda clase de familiares no directos pero “muy queridos”.

TE PUEDE INTERESAR:   Ofertas de trabajo fraudulentas: cómo protegernos.

También se han enterado de los accidentes más atroces en la vía, pero que jamás nunca más nadie oyó hablar de ellos sino a ti. Bueno, como ya te dijimos, es preferible que ni te presentes, resígnate a perder la oportunidad o juégatela a pedir otra a ver si te la dan.

Para la próxima, mejor ni menciones el motivo de no haber asistido a la anterior cita, estos señores entrevistadores ya se saben todos los cuentos y cuando tú vas por el camino, ya ellos vienen de regreso, y casi que te sacan de la boca tus propias palabras para terminar de relatar el motivo de tu impuntualidad. Por eso, es bueno tener presente en todo momento que la puntualidad es un factor muy importante en la entrevista de trabajo.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *