¡El equilibrio es importante! Trabaja duro y mantén tu salud

Publicada en Publicada en Vida laboral

Una buena parte de nuestras vidas (pudiera ser entre 1/4 y 1/5, tomando en cuenta que la mayoría de las personas trabajan 8 horas) transcurrirán en un ambiente de trabajo. Por lo tanto, si se quiere vivir bien, hay que trabajar bien tomando, en cuenta la salud.

Siempre hay que recordar que el trabajo posee la posibilidad de perjudicar nuestra salud. Y no solo en aquellos considerados pesados, como en las minas o fabricas, sino que también en la oficina, en todo lugar hay riesgo para nuestra salud si no lo manejamos adecuadamente.

Trabajar duro en un ambiente agradable nos hace sentir bien en nuestra propia actividad profesional, esto promueve el bienestar de nuestro cuerpo y mente, influyendo de manera positiva en nuestro rendimiento.

¿Cuáles son las claves?

Algunas claves para dar nuestro mejor esfuerzo en el trabajo y a la vez mantener nuestra salud en óptimas condiciones es prevenir y controlarnos, no sobrecargarnos de presión y responsabilidades. Debemos pensar, también, en nuestro bienestar para continuar respondiendo de la mejor manera a nuestras actividades.

Tengamos presente que las “enfermedades” del trabajo de hoy en día no son iguales a las de tiempos pasados cuando, por ejemplo, las computadoras no jugaban un rol tan importante.

Para quienes trabajan muchas horas sentados frente a un escritorio el dolor de espalda puede ser una molestia recurrente, el cansancio visual para los que trabajan constantemente con una computadora y el estres como consecuencia a la alta carga de trabajo, son algunos de los problemas que se pueden presentar.

Descuidar nuestra salud por el trabajo no solo provocaría una disminución del desempeño, adicionalmente esto influiría en los diferentes niveles de nuestras vidas. Perder el equilibrio conlleva una cotidianeidad con ansiedad, irritabilidad, problemas de concentración, alteraciones del sueño y el apetito, apatía e indiferencia por el trabajo. Evitar estos síntomas indudablemente beneficiaría nuestro desempeño laboral.

TE PUEDE INTERESAR:   HAS OÍDO SOBRE LA PROCRASTINACIÓN LABORAL?

Pero mantenernos saludables en un mundo que nos exige lo mejor de nosotros mismos, ya sea en el ámbito social como el laboral, no es necesariamente tarea fácil. Debemos gestionar con eficacia los riesgos latentes en nuestros puestos de trabajo.

Esto no debe ser visto solo individualmente, sino que también hay que procurar que todos los niveles de la organización participen en la busca de soluciones, ya que al final todos serán beneficiosos con políticas que mejoren la calidad del trabajo.

No es solo exigirnos y exigir a los demás que trabajen ardua y disciplinadamente, dejar de lado la salud y obviar problemas que a la larga se pudieran profundizar nos pasará factura más adelante.

Un mal manejo de estos puntos resultaría en un desequilibrio que afectaría incluso al colectivo, no es bueno pasar esto por alto. Dejar que nuestra salud se vea mermada por cumplir con el trabajo no beneficia a nadie.

 Hay varias medidas que se pueden tomar para encontrar ese balance del que te tanto hemos hablado: optimizar el tiempo, priorizar las tareas para no caer en la procrastinación y frustración, realizar pausas (un descanso alivia las cargas). Y muy importante, debemos establecer límites, si no lo hacemos lamentablemente otros lo harán por nosotros.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

Un comentario en “¡El equilibrio es importante! Trabaja duro y mantén tu salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *