DE TU PLANIFICACIÓN LABORAL, DEPENDE TU NIVEL DE PRODUCTIVIDAD

Publicada en Publicada en Formación laboral

La planificación juega un papel fundamental en nuestras vidas, así como en toda organización y dependiendo de esta se logrará el cumplimiento de metas a corto, mediano o largo plazo, pero la planificación de toda la organización, no se hace de manera individual, se realiza con el equipo de trabajo que conforma las diferentes área donde se labora y se hace con base a lo que la compañía desea lograr durante un periodo de tiempo.

Una buena planificación es vital para poder responder a lo que se espera en la organización y por lo general está relacionada con el nivel de productividad, para ello, es muy importante realizarla cuidadosamente para poder sacar mayor provecho a los recursos con los que se cuenta y  para que sea posible se sugiere lo siguiente:

  • Escoger un dia en el que no se labore para poder hacer la planeación.
  • Involucrar a cada uno de los trabajadores que hacen parte de las diferentes divisiones o áreas, debido a que estos conocen perfectamente cuáles son las necesidades del cargo y los logros que desean obtener.
  • Organizar uno o dos encuentros en el año, para que entre todos realicen la planeación semestral, anual o como a la empresa le resulte beneficioso.
  • Los objetivos que se planteen deben ser factibles, teniendo en cuenta el tiempo, el talento humano y los recursos económicos.

Una vez que la empresa tenga organizada la planeación a seguir, viene la planificación individual, porque de esta depende tu nivel de productividad, para ello, es necesario lo siguiente:

  • Organiza tus actividades y las tareas que la conforman de acuerdo al nivel de prioridad.
  • Establece el tiempo que le vas a dedicar al desarrollo de cada actividad.
  • Prepara las condiciones adecuadas para llevar a cabo el trabajo.
  • Ten siempre una visión positiva de lo que haces, de esta manera el trabajo que estás realizando, lo cumplirás en su totalidad.
  • Mantén todo bajo control, en especial los factores externos, para que de esta manera no te desvíes de la tarea que te encuentras ejecutando.
  • Identifica cual es tu horario más productivo durante el día y agiliza todo lo que puedas, aquellas actividades pendientes que requieren más atención y con el tiempo restante aquellas que requieren menor esfuerzo.
  • No inviertas demasiado tiempo en una sola tarea, si sientes que no avanzas porque no entiendes un procedimiento, pasa a otra tarea y luego solicita ayuda a tu jefe inmediato.
  • No te de miedo a equivocarte, de lo contrario, no vas a poder avanzar en lo planeado. Y trata de aprender de los errores cometidos, para que no se vuelvan a presentar y generar retrasos excesivos en la ejecución de actividades.
  • Anticipate a los imprevistos, para que cuando se te presenten tengas conocimiento de cómo abordarlo y seguir trabajando.
  • Antes de finalizar la jornada laboral, asigna un tiempo para que puedas organizar las actividades que vas a realizar al día siguiente.
TE PUEDE INTERESAR:   ¿Qué cosas no pueden quedar en el aire antes de cerrar un acuerdo laboral?

Recuerda que cuando se planea adecuadamente, puedes aprovechar tu tiempo al máximo y te genera una sensación de satisfacción cuando cumples las metas establecidas, y de seguridad en lo que haces.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *