¿Cuántos bocadillos debes tomar durante tu jornada de trabajo?

Publicada en Publicada en Vida laboral

Muchas veces, la ansiedad que nos genera el trabajo puede conducirnos a consumir bocadillos y snacks poco saludables, con el fin de calmarla. Pero esto resulta contraproducente sobre nuestra salud.

Un bocadillo durante la jornada de trabajo no es malo, todo lo contrario, estudios recientes han demostrado que consumir un bocadillo saludable entre comidas puede ayudar con la concentración y aumentar la productividad, reduciendo de igual manera el nivel de ansiedad asociado con trabajos estresantes.

Ahora, la pregunta que muchos se hacen es: ¿cuántos bocadillos debo tomar?; y de igual manera: ¿a qué hora tienen mayor beneficio? Y la respuesta es que varía, de acuerdo con cada persona.

El número de bocadillos depende de tu estilo de vida

Si tienes una alimentación bastante balanceada, y sigues tus tres comidas con un horario estable y una dieta bien planificada, puedes tomarte dos bocadillos durante tu jornada: uno en la mañana antes del almuerzo, lo que se conoce como “brunch”, usualmente acompañado de una taza de café, y uno en la tarde, unas horas antes de culminar tu trabajo.

Estos dos pequeños descansos te ayudaran a reponer las energías y darle a tu mente un tiempo para calmarse y evitar el estrés.  Aprovecha este tiempo y disfruta de tu bocadillo, asegurándote de que sean saludables.

Algunas recomendaciones a considerar son barras de granola, mix de frutos secos, yogurt griego, barra de chocolate o una fruta.

Los bocadillos no deben reemplazar tus comidas

Todos hemos estado ahí, estamos apresurados por llegar al trabajo o por terminar algún proyecto cuya fecha tope cada vez está más cerca. No tenemos tiempo de comer, así que tomamos lo primero que tengamos al alcance, lo cual se convierte en “comida”, por no decir cualquiera de los tres platos: desayuno, almuerzo y cena.

TE PUEDE INTERESAR:   5 pasos para desarrollarte dentro de una empresa

Un par de horas después, tenemos hambre de nuevo así que escogemos algún bocadillo poco saludable para saciar la ansiedad y seguimos trabajando.

Esto puede sonar bastante efectivo en cuanto a la administración de tiempo, pero puede ocasionar graves problemas de salud en el largo plazo. Existe una manera de resolver ambos problemas: mantener una dieta saludable con comidas pequeñas y no perder valioso tiempo que se puede utilizar para terminar el trabajo.

En lugar de tomar una comida grande que te puede llevar más tiempo, intenta dividirla en varias porciones pequeñas y consumirlas durante el día. Los vegetales y frutos secos tienen un alto contenido de fibra, vitaminas y minerales, que resultan muy beneficiosos para el organismo, y optimizará tu rendimiento durante el día

Un sándwich es una de las opciones más prácticas y clásicas. Por ejemplo: un sándwich de atún, para comer a media mañana te puede aportar la dosis ideal de energía que necesitas para seguir trabajando.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *