A cuántas entrevistas de trabajo puedo asistir en un día

Publicada en Publicada en Busqueda de empleo

Esto de a cuántas entrevistas de trabajo puedo asistir en un día, es algo muy relativo, dado que todo va a depender, en primer lugar, de cuán lejos quede el lugar de donde me van a hacer una entrevista, de otra. En segundo lugar, depende de cuánto tiempo emplee para realizar cada entrevista. Pero tomando en cuenta estos dos aspectos te podemos decir, que es posible realizar, desde una hasta cuatro, si es posible pudiera con suerte hacer otra, pero es bastante difícil.

Lo importante de asistir a una entrevista de trabajo, no en sí el hecho de asistir, sino de realizar esta entrevista con la mayor pulcritud, y tener la suerte de ser seleccionado para comenzar a trabajar de una vez por todas, si es ese nuestro deseo. Personas hay que andan buscando trabajo, pero deseando no encontrar, porque definitivamente, esto de trabajar no se hizo para ellos.

Dicen por ahí que el trabajo, lo hizo dios como castigo, de hecho en la misma biblia dice que Jehová dios le dijo a Adán “ganarás el pan con el sudor de tu frente”. Y realmente si nos ponemos a analizar, ¿por qué nos pagan por trabajar?, si la cosa no implicará sacrificio y esfuerzo, no nos pagarían. A nadie le pagan por dormir.

Asistir a una entrevista de trabajo y salir de allí bien parado

Eso de salir airoso después de entrevistarnos con un gerente de recursos humanos, va a depender en mucho de cómo nos hayamos preparado con antelación. Para Asistir a una entrevista de trabajo y salir de allí bien parado, debemos informarnos primero de que se trata, en primer lugar, debemos enviar un Curriculum Vitae a la empresa donde estamos solicitando trabajo, si corremos con suerte de que nos llamen, entonces es cuando debemos asistir a dicha entrevista, la cual puede ser vía internet, o personalmente.

TE PUEDE INTERESAR:   QUÉ TIPO DE COMPETENCIAS BUSCAN LOS EMPRESARIOS AL CONTRATAR PROFESIONALES?

Si la entrevista es personal, debemos tomar en cuenta muchos aspectos como la puntualidad, la buena presentación personal, el buen uso de la palabra, o sea usar adecuadamente el lenguaje oral y el lenguaje corporal, saber llenar una hoja de vida, sabernos defender de las preguntas asesinas, no extendernos a dar explicaciones que no nos están pidiendo entre otras…Vamos a comenzar a analizar cada uno de éstos puntos.

La puntualidad es relevante

Esto de la puntualidad es relevante, es algo que tiene que tomarse en cuenta con carácter de obligatoriedad, si faltamos en éste aspecto en nuestra primera entrevista, podemos dar por hecho, que no nos van a tomar en cuenta a la hora de ser seleccionados para esa vacante. Si se te hace tarde para esa primera entrevista, es mejor que llames y trates de posponer la cita para otro día, si es que te dan la oportunidad.

La buena presentación personal

Cuando vayas a asistir a una de éstas tan temidas entrevistas, te diremos que otro de los aspectos importantes que debes cuidar, es la buena  presentación personal, la ropa que escojas, debe ser adecuada y formal, no queremos decir que tenga que ser de una marca costosa, pero sí que esté a la altura de las circunstancias. No vayas a presentarte como un payaso con ropa de vestir y zapatos deportivos.

Cuida la presentación de tus uñas, con toda seguridad te las van a escrutar, sobre todo en el momento en que te pidan llenar la hoja de vida. Lo mismo va con tu cabello, que debe estar limpio y bien peinado. Un cabello grasoso y una uñas sucias, echan por tierra todo el esfuerzo que hiciste por llevar la ropa adecuada. Puedes usar un poco de perfume, sin exagerar, porque a veces, es peor el remedio que la enfermedad. Queremos decir que si una fragancia es muy penetrante, es preferible oler a jabón de tocador.

TE PUEDE INTERESAR:   Como evitar que nuestro CV caiga en saco roto

El buen uso de la palabra

Siempre, el buen uso de la palabra, es tomado en cuenta en una entrevista de trabajo, aunque no solo es la palabra oral, también existe otro lenguaje, quizás tan importante como el de voz, y este es el lenguaje corporal. Cuando nos hagan una pregunta, debemos utilizar un tono de voz moderado, no debemos gritar, ni tampoco hablar tan bajo que no se entienda lo que decimos. Tampoco debemos extendernos a dar explicaciones que no nos están pidiendo.

El lenguaje corporal, complemento del oral, es tan elocuente, que a veces, decimos más con éste que con las mismas palabras. Por ejemplo, no debemos hacer demasiadas gesticulaciones con los brazos o con las manos. Tampoco debemos silbar, guiñar un ojo, hacer muecas con la boca, reírnos innecesariamente, blanquear los ojos, entre otras manifestaciones que espantan.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *