7 beneficios prácticos de estudiar y trabajar a la vez

Publicada en Publicada en Entrevista de trabajo

Hoy en día es muy normal ver que los jóvenes trabajen paralelamente a sus estudios. Bien sea porque necesitan el dinero, quieren independizarse, quieren ahorrar para comprarse algo, entre otras razones. Esta ajetreada manera de vivir puede que no esté repleta de diversión, descanso y tiempo libre. Por el contrario, suele ser bastante agotadora. Sin embargo, trabajar mientras estudias tiene muchos beneficios en el ámbito personal, económico e integral:

  1. Aumentas tu capacidad de trabajar bajo presión

En vista de que el día se hace corto cuando haces tantas cosas a la vez, nos toca desarrollar la habilidad de trabajar bajo presión para poder cumplir nuestros objetivos y cosas pendientes. Se trata de aprender a llevar y gestionar el estrés, organizar correctamente nuestro tiempo libre y aprovechar al máximo cada minuto del día, manteniendo al mismo tiempo un buen nivel de eficiencia en todo lo que hagamos.

  1. Conoces a más personas

Este quizá sea el aspecto más positivo que implica ésta ardua tarea. La idea de conocer más personas es la parte favorita de todos los que llevan este estilo de vida, ya que los distintos ambientes en donde te sueles desenvolver están llenos de estrés, y tus amigos y compañeros son los que hacen de tus días más llevaderos

  1. Sabes cómo organizarte

Con el paso de los días te das cuenta de que hacer varias cosas a la vez amerita disciplina y organización (en eso está la clave del éxito), y para poder cumplir con todas tus responsabilidades debes organizar tus tiempos y utilizarlos eficientemente. Aprendes a planificar, establecer y cumplir horarios y objetivos, marcar prioridades, seguir un plan y a no dejar tareas a la mitad

TE PUEDE INTERESAR:   Cuál es la manera correcta de hacer una entrevista de trabajo
  1. Te enfocas en tus prioridades

Al organizarte, te das cuenta de qué tantas cosas tienes por hacer, y estableces, según la importancia de cada una de tus actividades, un orden lógico y eficiente para realizar cada una de ellas. Para lograr cumplir con la mayor parte de tus quehaceres y responsabilidades, te aferras a ese orden y te enfocas en cumplirlo a toda costa para no dejar nada importante por fuera, y que te rinda el tiempo

  1. Muchos te ven como un ejemplo a seguir

Gracias a que pocos han sabido desarrollar la capacidad de hacer uso eficiente del tiempo, al ver que eres capaz de desenvolverte tan bien en todo lo que haces, te conviertes en una persona admirada y aplaudida por muchos, así que te vuelves un modelo, un ejemplo e inspiración para aquellos que quieren hacer lo mismo pero dicen no poder.

  1. Aprendes más rápido

Gracias a la cantidad de tareas y responsabilidades que tienes diariamente, tu cerebro comienza a trabaja de forma continua y acelerada, así que desarrollas una capacidad de recepción más amplia y eficaz, haciéndote una persona más inteligente, funcional y aplicada, por lo que eres capaz de aprender más rápido y desempeñarte mejor.

  1. Optimizas tu rendimiento

La práctica hace al maestro: en la medida que pasan los días, vas acostumbrándote a realizar muchas cosas al mismo tiempo, a trabajar bajo presión, aprendes más y perfeccionas constantemente todo lo que haces… Así que el resultado que obtienes de ese diario ajetreo es llevar tu rendimiento a su punto máximo.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

2 comentarios en “7 beneficios prácticos de estudiar y trabajar a la vez

  1. Es cierto lo que señalas, yo experiente esa practica en mi oportunidad y considero que eso me ayudo en un futuro a ser una mejor profesional y persona!

  2. Yo hice una practica hace pocas semanas y me humillaron, no me dieron ninguna facilidad. Me trataron muy mal. Y me igualado ignoraron.
    Lo informe y me fui.
    Y la empresa era muy buena pero la persona que debia instruirme era indispensable para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *