5 tips prácticos para presentar una propuesta laboral a tus clientes

Publicada en Publicada en Formación laboral

Al momento de presentar una buena propuesta laboral para captar un potencial cliente, debemos asegurarnos de varios factores. Lo esencial, en este caso, es saber qué puedes hacer para convencerlo de que eres tú eres la persona indicada para realizarle un buen trabajo del cual quedará satisfecho.

No debemos enfocarnos solo en la parte monetaria, más allá de eso, debemos darle un valor general a nuestro proyecto.

Te presentaremos 5 tips que, de seguirlos al pie de la letra, seguramente te ayudarán a formular tu oferta de trabajo con tu cotización para que puedas captar más y mejores clientes.

  • Los detalles técnicos del trabajo

En esta parte van incluidas varias cosas, como las funciones que va a cumplir tu trabajo y la cantidad de elementos que incluye. Lo más seguro es que el cliente ya lo haya especificado en su solicitud, pero igualmente debes incluirlo en tu oferta.

Por ejemplo, si en tu caso eres fotógrafo, debes especificar el lugar donde vas a fotografiar y la cantidad de horas que dure dicha sesión. Además de eso, coloca la cantidad de fotos que le entregarás al cliente con los distintos tamaños, colores y formatos. Especificar siempre lo que harás será vital.

  • La forma

El formato en que entregarás dicho trabajo es importante especificarlo también. Si será impreso, procura aclarar en qué material; en caso de ser digital, debes exponer en qué formato o en cuántos formatos vas a entregar tu labor.

  • Compromiso mutuo

En un proyecto debes estar consciente de que tanto el cliente como proveedor adquieren un compromiso mutuo. Por ejemplo, si el cliente debe entregarte algunas cosas para que empieces a trabajar, él tiene que cumplir con tu parte, para que así puedas proceder sin problema.

  • Tiempos de entrega
TE PUEDE INTERESAR:   COSAS QUE PASAN EN EL TRABAJO

El tiempo en que se entregará el proyecto debes especificarlo y tener presente que debes cumplir a cabalidad con el tiempo en que ambas partes llegaron al acuerdo. Fuera de esto, se encuentra el tiempo que el cliente pueda perder mientras revisa cosas que ya hayas adelantado, y solo esperas a que te confirmen si todo va bien.

 Puedes hacer un cronograma de la siguiente manera: del 2 de mayo al 4 de mayo “entrega de equis material”. Del 5 de mayo al 15 de mayo “presentación de propuesta”. Del 16 de mayo al 20 de mayo “revisión de cambios”. Del 21 de mayo al 23 de mayo “aprobación” y del 24 de mayo al 25 de mayo “entrega final”. De esta manera, el cliente como tú tienen fechas pautadas a las que deben prestarle atención, para que así el trabajo pueda ser entregado sin errores y retraso.

  • Costo por etapas

Si tu oferta de trabajo tiene varias etapas, es importante que le especifiques al cliente cuánto será el costo por cada fragmento. Si lo haces de esta manera, el contratante se dará cuenta de que eres transparente en cuanto a costos. Si llega a solicitarte un mejor precio lo mejor es negociar con él y llegar al punto en que ambas partes estén conformes y no pierdas el cliente, ni él tu trabajo.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *