¿Por qué una buena autoestima mejora tu productividad?

Publicada en Publicada en Vida laboral

La forma en la que nos valoramos y apreciamos nuestro trabajo es fundamental para poder ser más eficientes en nuestro entorno laboral, pues cuando nuestra autoestima es baja no solemos rendir y dar todo el potencial que tenemos para dar.

Si deseamos ser productivos en la vida y en el trabajo, entonces debemos mejorar nuestra autoestima y felicidad en el espacio con el cual usualmente solemos pasar más tiempo que con la propia familia.

Y si aún no estás convencido al respecto, te daremos varias razones por las cuales es importante siempre sonreír, incluso en los malos momentos.

Logramos cumplir las metas con mayor facilidad

Cuando somos positivos en lo que realizamos y estamos convencidos del producto de nuestros esfuerzos, entonces estamos en la capacidad de obtener mejores resultados en los proyectos que realizamos.

El optimismo en las tareas es contagioso, en especial si eres alguien que está liderando un grupo de trabajo, te puedes convertir en un instrumento de motivación para el resto de tus compañeros.

Nos arriesgamos más hacia lo positivo

Una de las ventajas de una buena autoestima laboral es que se deja a un lado cualquier cohibición o inseguridad que se pueda tener por querer proponer una idea creativa a nuestros superiores o simplemente empezar un proyecto desde cero.

Las personas con autoestima alta suelen tomar decisiones más arriesgadas pero a su vez cuentan con la capacidad de poder llevarlas a cabo con mayor rapidez debido a que elementos como el miedo al fracaso, o la inseguridad de dejar a un lado la reputación laboral que se ha cosechado no entran en la ecuación.

Se obtiene satisfacción por los logros alcanzados

De acuerdo a lo establecido por el filósofo estadounidense William James en su obra “Principles of Psychology” (Principios de la Psicología) en el año 1890, la forma en la que nos valoramos y apreciamos, quiénes somos en esencia, nos permite obtener una mayor satisfacción por las metas que alcancemos tanto en lo personal como en los trabajos que realicemos.

Este aspecto también está ligado a otros temas como la “calificación de la derrota”, que no es más que decir en un castellano más común que cuando somos más positivos de nuestras acciones, las derrotas o resultados negativos que podamos afrontar a lo largo de nuestra vida no tendrán el mismo peso.

Mejoramos nuestras interacciones con las demás personas

A veces es difícil trabajar en grupo y más cuando hay muchas personalidades distintas. Pero las personas que mejoran su autoestima laboral mejoran las relaciones interpersonales en los grupos.

Por lo tanto, el día a día en la oficina se vuelve menos tedioso y se convierte más agradable y propicio a obtener los mejores resultados posibles.

Hay más posibilidades de obtener un aumento de sueldo

Las personas que cuentan todos los elementos mencionados anteriormente son vistos como más exitosos, aún si sus roles no necesariamente involucren proyectos o funciones relevantes dentro de la empresa.

Lo curioso es que, al ser más productivos, mejoramos la imagen que puedan tener nuestros jefes de nosotros e incluso tomarnos en cuenta para otros puestos o responsabilidades que pueden conllevar a una mejor paga. Algo que nunca viene mal.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

2 comentarios en “¿Por qué una buena autoestima mejora tu productividad?

  1. No me parece bien que juzgueis mi autoestima, cuando no me conocéis. Pensar que podéis hacerlo en un momento delicado a la persona en cuestión. Sólo aceptó ofertas de trabajo, que es lo que realmente puede subir la autoestima. Con todos los respetos. Un saludo cordial.

  2. Es verdad que el autoestima se desarrolla en las personas que pensamos y queremos sin dilación un futuro para sentirnos desarrollados como persona, para nuestras familias y para nuestro entorno social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *