Planificación: la estrategia para alcanzar tus objetivos de trabajo

Publicada en Publicada en Vida laboral

Lograr llevar a cabo las metas que nos planteamos no es algo fácil, en realidad porque requiere de mucha dedicación, organización y constancia. Lamentablemente no todas las personas combinan todos esos elementos y terminan fracasando una y otra vez.

Pero esta vez no va a ser así. En esta oportunidad, mi estimado lector, vas a contar con una serie de implementos que nos permitirán alcanzar cualquier objetivo que nos planteemos en el trabajo, para poder ser más productivos y exitosos a través de unos pasos y sistemas muy particulares.

1 Define lo que deseas desglosando cada aspecto

Lo primordial que se realiza siempre es definir el objetivo que estamos buscando en su más sencilla expresión, para luego puntualizar con cada variable que se aparezca hasta que elaboremos la lista de pasos.

Utilicemos el viejo ejemplo de querer bajar de peso o sino el de “voy a empezar mi propio negocio”. Esas son las definiciones más sencillas de lo que anhelamos, pero ahora es importante agregarle un aspecto adicional que es desglosar nuestras metas sobre la base de tiempo, recursos y métodos a utilizar.

En el caso de bajar de peso, podría ser: ¿cómo piensas bajar de peso? (recursos); ¿cuántas horas al día y veces a la semana estás dispuesto a entrenar? (tiempo); y ¿solo harás ejercicio o también dieta? (métodos a utilizar).

Como te das cuenta, un sueño sencillo puede tener una serie de pasos previos que suelen ser un poco más complicados pero que son los que realmente nos garantizan que nuestra idea no se quede en un simple recuerdo.

2 Arma un plan de acción de acuerdo a los plazos

TE PUEDE INTERESAR:   El peligro de una amistad en el trabajo

Luego que hemos desglosado las posibles variables de lo que nos va a hacer falta para poder llevar a cabo nuestros objetivos, debemos realizar un esquema de las acciones que debemos emprender en corto, mediano y largo plazo.

Está comprobado que los seres humanos trabajan mejor cuando definen sus metas y el tiempo que les tomará.

Si, por ejemplo, deseas emprender tu propio negocio, tal vez el primer paso a corto plazo sería buscar un crédito en un banco, el mediano plazo buscar un lugar donde iniciar el negocio y contratar personal; y ya a largo plazo buscar expandir tu negocio con otra sucursal.

Definir nuestro método de trabajo también debe dejar espacio para el margen de error, pues aunque nos cueste admitirlo a veces pueden ocurrir cosas o situaciones que nos pueden descarrilar un poco de lo que estamos persiguiendo.

3 Inicia tus objetivos con un registro de las cosas que logres (y de las que no también)

Cada paso, por muy  pequeño que sea, para cumplir nuestros objetivos debe ser registrado, ya sea en un diario, agenda o en una nota en nuestro teléfono inteligente. Lo importante es llevar una cuenta de las cosas que estamos realizando para cumplir la tarea.

Este método de registrar cada meta que vamos logrando nos ayuda a tener compromiso con las acciones que vamos a realizar a mayor escala y no abandonar a la primera que las cosas no nos salgan bien.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *