Manejo de conflictos y malos entendidos en el trabajo.

Publicada en Publicada en Vida laboral

Es natural que surjan malos entendidos entre las personas. Como dice el adagio popular: ¡Cada cabeza es un mundo! Y por ello a menudo se suscitan diferencias o tensiones en las relaciones porque hay distintos puntos de vistas, hay distintas perspectivas y no sabemos cómo abordarlas para el bien del equipo de trabajo.

Si tomamos consciencia ,  tendríamos que hacer esfuerzos por saberlos manejar, porque lo que sí no es natural es que nos empeñemos en mantenernos en una lucha de poderes, en competencias absurdas que desgastan, que en nada benefician al equipo, porque se suscitan roces, incomunicación, pérdida de tiempo, de oportunidades,  recursos y  en definitiva,  lo que demuestran es la falta de inteligencia social, la falta de empatía y compromiso por sacar adelante al equipo de trabajo y alcanzar los resultados para los que hemos sido contratados.    Para ello hay metodologías para el manejo de conflictos, nos referimos a cuando éste llega a una escalada que pone en peligro la estabilidad y avance del trabajo encomendado.

Hay que estar conscientes de que los conflictos siempre van a existir, por lo tanto, lo importante es la forma como reaccionamos a ellos.  El conflicto está afuera, pero dentro de nosotros elegimos cómo reaccionar a él.  Es verdad, no podemos evitar o controlar que una situación nos cause rabia o frustración, pero sí se puede manejar el tiempo que esa rabia permanezca en nosotros, la persona debe demostrar su capacidad de controlar su rabia y no que la rabia le controle a ella.

El Manejo del conflicto se entiende al conjunto de estrategias, acciones puntuales y actividades que se llevan a cabo para prevenir una escalada de tensiones e incomunicación o peor, agresiones verbales, ironías, sarcasmos, descalificaciones del punto de vista del otro  y transformar  todas estas relaciones de confrontación en relaciones de colaboración, respeto  y confianza para la convivencia pacífica, justa y equitativa.

La mejor manera de enfrentar el conflicto es reconociendo que existe, sin negarlo. Aclarando de qué trata, definirlo. Reconocer que cada persona es corresponsable del mismo.

Revisarnos en nuestra disposición y voluntad de colaborar para superarlo. Demostrar tolerancia con la otra parte, aquí es necesaria la empatía (considerar los puntos de vista ajenos)
Entre ambas partes buscar alternativas de solución y estar abiertos a encontrar una que satisfaga a ambos. Es decir, elegir una solución en la que ganemos todos, inteligentemente.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

4 comentarios en “Manejo de conflictos y malos entendidos en el trabajo.

  1. Es un exelente artículo
    En mi entorno laboral existe un ambiente laboral muy tóxico lo malo que este ambiente lo está originando el gerente del área yo creo que es muy difícil mejorar si un nivel más arriba intervenga pero no quieren ver el problema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *