LO ÚNICO QUE ME FALTA ES DORMIR EN LA EMPRESA

Publicada en Publicada en Vida laboral

El empleo es una prioridad para muchas personas porque nos hace sentir vivos, nos genera satisfacción, permite autorrealizarnos a nivel personal, profesional, nos permite colocar en práctica todos nuestros conocimientos y aprender otros, desarrollamos nuevas habilidades, cumplimos metas, superamos retos….. en fin nos permite obtener muchas ganancias que compartimos con los que nos rodean. Pero qué pasa cuando se nos convierte en una obsesión y anulamos el resto de áreas de nuestra vida?

Eres el primero en llegar a la empresa y el último en salir?, te la pasas realizando todo el tiempo tus obligaciones y no socializas con tus compañeros para no perder el tiempo? el trabajo está por encima de tu diversión y familia? Asistes a la empresa días en donde no debes laborar o te llevas el trabajo para tu casa los fines de semana? Tu trabajo es tu refugio?, si tus respuestas son afirmativas, es posible que te estés enfrentando a una situación más delicada de lo que tu realmente piensas y que requiere mucha atención, porque podríamos estar hablando de adicción al trabajo.

Existen personas que no toman en serio la adicción al trabajo porque la pueden estar confundiendo con responsabilidad o compromiso hacia la empresa, pero ambas aunque pueden tener un punto en común, son diferentes, porque el compromiso laboral está relacionado con el responder hacia la empresa, respetando todos los acuerdos estipulados en su contratación y al mismo tiempo, respondiendo a todas las áreas de su vida, sin sufrir ningún tipo de alteración y siendo feliz con lo que hace.

Contrario a esto, las personas que son adictas al trabajo aunque responden a las exigencias del mismo entregando todo a tiempo, no respetan el horario estipulado, porque están más tiempo del indicado, no son felices en lo que hacen, porque se centran en cumplir un objetivo que posterga o anula su vida personal, social, familiar, entre otras. Y cuando una área no está satisfecha, se refleja en el resto, porque somos seres integrales.

Por lo general, algunas personas expresan con orgullo “Lo único que me falta es dormir en la empresa”, y realmente no tienen en cuenta todas las implicaciones que conlleva esta frase y es el hecho de otorgarle al empleo un valor por encima de lo esperado, viéndolo como su centro de vida y por lo general, estas son personas insatisfechas completamente, coléricas cuando están fuera de la oficina y dentro de la consecuencias más graves están las relaciones familiares deterioradas, el aislamiento, falta de interés en las relaciones interpersonales, graves problemas de salud, tienden a refugiarse en el alcohol y el tabaco, su sueño se altera y tienden a padecer de insomnio y no cuentan con tiempo libre.

Cuando se es adicto al trabajo generalmente la persona que lo vive no lo reconoce y no lo ve como un problema, sino como una responsabilidad, distorsionando la realidad completamente y ésta conducta se ve reforzada por los jefes, quienes la aprueban y tienden a describirlo como el empleado ideal, sin saber realmente que se pueden estar enfrentando a un empleado/a patológico.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

Un comentario en “LO ÚNICO QUE ME FALTA ES DORMIR EN LA EMPRESA

  1. Busco trabajo de chapa y pintura en general. Tengo titulo de mecanica y de chapa y pintura de vehículos.. Tengo discapacidad con tarjeta acreditada del 52. Disponibilida horaria y de movimiento.. Telefono 605573142..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *