Las preguntas que deberías hacer durante una entrevista de trabajo.

Publicada en Publicada en Entrevista de trabajo

Cuando estamos en la búsqueda de nuevas oportunidades laborales, ya sea porque estamos en un trabajo que nos genera insatisfacción y queremos renunciar, pero no nos atrevemos hasta no encontrar un nuevo empleo o porque estamos recién graduados y nos toca empezar a buscar en nuestra área o porque nos hemos quedado desempleados, en cualquier caso, acudimos ansiosos a una entrevista de trabajo. Y por estar ansiosos estamos dispuestos a todo, respondemos todas las preguntas pertinentes o no, que nos haga el entrevistador, la persona que está del otro lado del escritorio y a quien muchas veces visualizamos como nuestro salvador o como nuestro verdugo. Lo cierto es que en uno u otro caso nos entregamos sumisos y asumimos que somos objeto de exploración.

Por tanto, el esquema mental con el que acudimos a una entrevista es que vamos a que nos pregunten y a nosotros nos toca responder. No se nos ocurre que nosotros también tenemos derecho a hacer preguntas. Porque no se trata de asistir a un interrogatorio. No consideramos que la evaluación, es decir, que la entrevista, si es correcta, bien llevada por un entrevistador competente, debe ser una conversación, amena, agradable, en confianza, donde cada parte hace preguntas. Sí, has leído bien, cada parte. Y tú eres una de esas partes. Tienes derecho a hacer preguntas. Y no solo derecho, es que debes hacer pregunta, es deseable, manejándote en el esquema de que quieres causar la mejor impresión durante el encuentro, que prepares unas preguntas, poderosas y pertinentes, que demuestren a tu entrevistador que tú eres un candidato inteligente, competente, previsivo, acucioso. Un candidato asertivo y seguro de sí mismo, con la suficiente inteligencia social para convertir ese encuentro en el intercambio que se espera. Además, es pertinente que hagas preguntas porque a ti también te toca evaluar a la empresa y el cargo que está ofreciendo. En pocas palabras, la evaluación es y debe ser bidireccional.

Los errores más graves que puedes cometer:

Desaprovechar la oportunidad cuando el entrevistador te manifiesta o da oportunidad para que le hagas alguna pregunta. Terrible error responder no tengo preguntas. O Decirle, tengo todo claro. Lo más seguro es que tu entrevistador te desafíe con esta pregunta: ¿Qué es todo? Y entonces debas ponerte a enumerar cosas, probablemente al azar, y sin mayor relevancia.

Otro error tan grave como el anterior es suicidarte laboralmente preguntando de entrada ¿Cuánto me van a pagar? Claro que es una pregunta pertinente, pero no al inicio.

Las preguntas que debes preparar deben ser en torno a la empresa, su modelo de negocio, sus principales clientes, las responsabilidades del cargo. El nivel o grado de autonomía. Te suma puntos si puedes comentar alguna información estratégica que hayas investigado en su portal y pedirle que te dé un poco más de información al respecto. Pregunta sobre el proceso de inducción, la estructura del área, las normas de convivencia organizacional. Recuerda, tú también los estas evaluando.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

Un comentario en “Las preguntas que deberías hacer durante una entrevista de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *