HÁBITOS QUE TE PUEDEN LLEVAR AL ÉXITO O AL FRACASO EN UNA ORGANIZACIÓN?

Publicada en Publicada en Formación laboral, Vida laboral

Conseguir empleo hoy en día se ha convertido en un desafío para muchas personas, por su escasez o por las exigencias del mismo, por esta razón, es muy importante que al tener empleo trates en lo posible de conservarlo, si consideras que es el ideal para ti. Para lo anterior, es relevante que tengas en cuenta que existen unas hábitos que puedes estar realizando a diario, que te pueden llevar al éxito o al fracaso a nivel laboral.

En ocasiones esos hábitos se hacen de manera inconsciente, por la repetitividad de las acciones y no nos damos cuenta en qué momento lo hicimos, es por ello, que se hace necesario que vuelvas consciente lo inconsciente y revises tu día a día para identificar los hábitos que estas presentando en tu empleo.

Dentro de estos hábitos podrían encontrarse los siguientes:

  • Ser puntual en todo, es una conducta positiva que genera buena impresión y te deja en alto, no solo con tus compañeros de trabajo, sino también ante las directivas de la organización y personal externo, en caso de que tengas contacto con ellos. Con este hábito tu puedes generar que te mantengan dentro de la lista de los empleados permanentes de la institución.
  • Llegar tarde casi a diario y siempre justificarse por esa acción y cuando alguien hace algún comentario, expresar frases como: “Mi jefe sabe que yo siempre llego tarde”, “todos saben que vivo muy lejos”, “tarde es mi segundo apellido”. Es muy importante que tengas cuidado con este hábito y aunque para ti sea normal porque lo volviste una costumbre, realmente no es el comportamiento adecuado y a pesar de que tu jefe no te haya llamado la atención, el día que menos pienses lo hará por incumplimiento de tus responsabilidades y le anexará una carta de despido y no tendrás argumento para defenderte.
  • Quejarte frecuentemente ante tus compañeros o terceros, por todas las condiciones de la organización, sin hacer nada por mejorarlas, expresando comentarios como: “no me gusta la oficina”, “tengo mucho trabajo”, “no me gusta el clima laboral”, “tengo este trabajo porque no hay más opción”, entre otros. Llegará un momento en que esas quejas hagan eco en las directivas de la institución y decidan reemplazarte.
  • Ayudar a tus compañeros a agilizar sus actividades laborales, después de haber entregado las tuyas, más que un hábito, es un gesto de amabilidad, que genera una sensación de bienestar a quien lo recibe y satisfacción personal a quien lo da, que contribuye a bajar la tensión del ambiente y mejorar el clima organizacional.
  • Dejar todo para el último momento o aplazar todo, es un mal hábito que puede generar consecuencias negativas, como no entregar un informe a tiempo, perder un cliente, bajar la productividad, entre otros. Es una equivocación pensar que se tiene el control total sobre alguna situación, sin reconocer que existen circunstancias externas que pueden influir.
  • Comunicarse efectivamente, es una gran ventaja porque permite que las cosas se den como se espera, debido a que hay permanente interacción entre compañeros de trabajo y directivas de la institución.

Realmente mantener un empleo con hábitos positivos, más que un esfuerzo es una gran motivación, que genera satisfacción por los resultados y te garantiza un empleo permanente y agradable.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *