Entrevistas laborales: ¿casuales o formales?

Publicada en Publicada en Entrevista de trabajo

Cuando vamos a una entrevista de trabajo siempre existen muchas dudas sobre como el entrevistado debería presentarse y afrontar las posibles preguntas que nos realizarán.

Para algunos, la mejor opción será siempre aplicar a la formalidad, tanto en la vestimenta como en la manera de responder a las preguntas e interactuarnos con los demás. Otros optan por ser más naturales tanto en nuestra vestimenta como en la forma de actuar.

Ambos conceptos son perfectamente válidos pero no son totalmente exitosos pues cada uno tiene su punto de falla que, de aplicarlas en un contexto equivocado, resultarán en que nos descarten y no nos tomen en cuenta.

Entonces, ¿qué es lo mejor que se puede hacer en realidad?

Haz un estudio de campo

Lo primero debe ser definir el entorno con el que está relacionada la empresa y otros aspectos como la principal audiencia a la que está destinado el puesto por el que te estás postulando.

Analizar la empresa y el cargo que están buscando nos ayuda a saber cómo podemos actuar e incluso como vestirnos apropiadamente para la ocasión sin desentonar en lo absoluto.

Si estamos inclinados a una empresa en la que trabaje una gran población joven cuyo promedio de edad sea menor a los 36 años, posiblemente estemos hablando de un entorno más jovial que seguramente será más casual.

Otro aspecto es conocer el perfil del puesto que busca la empresa, ¿están buscando alguien que actúe de una forma casual o más seria?

Busca un equilibrio entre ambos estilos

La mejor forma en la que puedes abordar la gran mayoría de las entrevistas es siendo equilibrado y evitando los excesos, de esa forma no lucirás muy estirado o aburrido si eres muy formal, o muy inmaduro e inapropiado para el cargo si estás muy informal o casual.

En lo que respecta a la vestimenta, es preferible combinar elementos formales (como un saco o blazer) con otras cosas más informales como jeans o camisas casuales. De ese modo nos veremos bien sin tener que parecer que vamos a un evento de gala.

Otro aspecto importante debe ser nuestra forma de comunicarnos con el entrevistado. Apostar por un lenguaje sencillo pero muy respetuoso y cortés nos  abrirá más puertas que al contrario.

Prepárate para los cambios sobre la marcha

Algunos reclutadores buscan jugar con los diferentes tipos de entrevistas que existen para hacernos pensar que vamos a un estilo de entrevista y terminamos con otra. Eso ocurre en especial cuando creemos que vamos a un entorno no laboral como un café o un bar y nos terminan haciendo muchas preguntas que nos pueden tomar fuera de base.

La mejor arma que podemos tener a la mano es la capacidad de poder responder ante las distintas situaciones que se nos pueden presentar.

Que la cordialidad y el profesionalismo siempre estén de la mano durante tu entrevista y recuerda que por muy informal que sea el aspecto de quien nos entrevista y el sitio donde se haga la reunión, ¡sigue siendo una entrevista!, por lo tanto hay que saberse comportar en todo momento.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

6 comentarios en “Entrevistas laborales: ¿casuales o formales?

  1. con muchas ganas de trabajar y actitud y muy responsable en su trabajo me encanta limpiar ruego trabajar de limpieza tengo primario completo, me llamo gabriela fernanda mendez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *