Como hablar de errores en una entrevista de trabajo

Publicada en Publicada en Entrevista de trabajo

Una buena  entrevista,  debe parecer  un encuentro de amigos, con una conversación fluida,  en un  ambiente de familiaridad que genera el entrevistador con el aspirante. De no lograr un adecuado clima de confianza  la entrevista  no  resulta eficaz, pues el candidato  estará   inhibido para conversar  de algunos temas  importantes  y para los que   aunque suele prepararse, muchas veces  le será incomodo exponerse.

Cuando vamos a una entrevista  nos esperamos las típicas preguntas que hacen  referencia a nuestra  experiencia, lo que hacemos, lo que haríamos en el nuevo puesto, nuestra autovaloración, la relación con el jefe y los compañeros, también nos piden hablar de nuestra familia, hasta de nuestros amigos  y por supuesto de nuestras aspiraciones salariales. En la entrevista  nos enfrentamos a   una infinidad de preguntas típicas,  lo que hace que misma en cierto modo sea predecible y  podamos  preparar   con antelación  nuestras respuestas.  Los candidatos  suelen hacerlo, eso lo tienen claro  todos los evaluadores.

Un entrevistador experimentado siempre será capaz de franquear  esas barreras del discurso preparado del candidato. Hay  formas de evaluar,  con preguntas abiertas que no suelen ser  esperadas  o aunque lo fueran ,  resulta más complejo prepararnos por el riesgo  que  pueden implicar nuestras  respuestas,  pues siempre aspiramos a  ser  considerados elegibles y más  todavía, ser considerado el mejor candidato.   La mayoría de las veces las personas no nos esperamos que nos hagan hablar de las cosas que nos salieron mal, no  resulta fácil esperar que las preguntas vayan dirigidas a explorar nuestras incompetencias y errores. ¿Te sorprende? Sigue leyendo.

Hay una forma de preguntar que igual apunta a identificar capacidades y fortalezas, así como brechas en el grado de dominio de una competencia que consiste en plantearle  al candidato preguntas  del estilo: Cuéntame una mala experiencia laboral o comenta una situación reciente en la que tomaste una decisión errada, o háblame de un desacuerdo que hayas tenido con tu jefe porque te equivocaste en algo. Fíjense que en todos los casos  son  preguntas tendenciosas, pues dan por sentado que en la cotidianidad de nuestros empleos hubo errores que cometimos y de los cuales no queremos hablar porque pensamos que no es prudente, que  daremos una imagen de ineptitud que no nos conviene y un largo etcétera   que de solo pensarlo nos genera angustia e inseguridad. Es probable que al considerar  esos errores nosotros mismos empecemos a pensar  que no  merecemos el puesto.  Es normal que esto nos suceda, pero debes saber que este tipo de pregunta nos dice que estamos ante un selector acucioso, dispuesto a cumplir su misión de identificar y seleccionar al mejor candidato para su empresa. No al perfecto, pues este candidato no existe, pero sí al mejor y que nosotros tenemos muchísimo chance si hemos llegado a esta parte de la entrevista, así que no temas hablar de tus errores, acepta que te has equivocado y conversa  sobre  lo aprendido  del error,  esa es la clave.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *