AUMENTA TU ÍNDICE DE EMPLEABILIDAD

Publicada en Publicada en Busqueda de empleo, Formación laboral

Se le denomina Índice de empleabilidad a las posibilidades reales de emplearse que tiene una persona para un determinado puesto, ya sea que esté  empleada y desea un nuevo cargo  o  si está desempleada.

Para estimar estas posibilidades se toma en cuenta su profesión, formación, certificaciones, dominio de idiomas distintos al nativo y por supuesto la experiencia laboral previa. Fíjate que nos referimos a posibilidades porque queremos enfocar esta variable como a la modificación de condiciones que te atañen en cuanto a tu perfil. No a un número. Si deseas un referente numérico, hay encuestas en línea para eso, solo que muchas veces ese número lo que hace es desalentar el sueño de obtener un determinado puesto de trabajo.

Si somos más acuciosos, el índice de empleabilidad también se ve afectado por otras variables, hay ocasiones en las que la edad o el género también afectan el índice de empleabilidad. mejor enfocarnos en variables que están en tu circulo de control e influencias, variables que tú puedes manejar para subir tu índice de empleabilidad o mejor dicho, tus posibilidades de emplearte de nuevo  o de cambiar de empleo.

Lo primero que tienes que hacer es buscar información objetiva sobre el perfil: Haz tu propio estudio de mercado. El puesto que quieres, ¿quiénes lo desempeñan, qué profesión tienen?, ¿Qué certificaciones? Busca avisos de empleadores reconocidos donde soliciten ese cargo que deseas. La idea es que identifiques qué requisitos “duros” de conocimientos, suelen solicitar las empresas para ese cargo. Esto es objetivo y real. ¿Cómo nos ayuda?, pues a evaluar y tener la referencia para nuestra búsqueda. La primera pregunta que debes responderte es: ¿Que tanto te acercas a ese perfil solicitado? Recuerda que para tus posibilidades de emplearte son una referencia.

Hay brechas técnicas, tales como cursos, talleres, ¿alguna certificación que te falta? O ¿actualización de una herramienta tecnológica? Una vez identificada, busca ahora información de costos y tiempos.

Moviliza tu energía en alcanzar ese requisito, que los seleccionadores llaman técnico y que tiene un peso en el currículo. Haz el esfuerzo, busca lecturas, tutoriales. Consigue los recursos, inscríbete.  Asegúrate de incluir que ya te has ocupado de este aspecto cuando envíes el currículo.

El solo hecho de buscar y disponer de información de cómo cerrar esa brecha técnica será lo atractivo en tu próxima entrevista, eso  cautivará al seleccionador, no postergues postularte  si se trata de un conocimiento técnico que puedes alcanzar en el corto o mediano plazo, créeme, no es decisivo el conocimiento, lo que sí es fundamental es la forma como vendas tus ganas para  lograr ese cargo, la manera como indiques que sabes debes cerrar una brecha, pero que ya estas ocupándote en ello.

Las brechas de conocimiento se cierran fácilmente y la proactividad que demuestres en hacerlo es fundamental, la actitud para asumir retos, sin justificar una determinada carencia es lo importante.  ¡Si tienes al menos el perfil básico y las ganar de trabajar, ¡postúlate!

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

3 comentarios en “AUMENTA TU ÍNDICE DE EMPLEABILIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *