3.1 La motivación organizacional para mejorar el desempeño laboral

Publicada en Publicada en Curriculum Vitae

Las organizaciones en la medida en que avanza el tiempo valoran cada vez más a sus empleados, porque se han dado cuenta que son su recurso principal para poder cumplir con las metas propuestas, que están definidas teniendo en cuenta su misión y visión organizacional. Es por esto, que buscan estrategias que permitan apreciar las funciones que realizan y puedan mantener su rendimiento dentro de la organización.

Aquí es donde la motivación organizacional juega un papel fundamental porque permite aumentar el potencial de cada persona, permitiendo satisfacer sus metas personales y al mismo tiempo la de la compañía. La motivación es percibida de una forma diferente para cada persona y es lo que permite que pueda impulsar los objetivos que desea alcanzar.

Existen diferentes definiciones sobre motivación, según los autores que se mencionan a continuación:

El psicólogo estadounidense Abraham Maslow (1908), creó una teoría sobre la motivación de los seres humanos, representada en forma de pirámide, en donde establece una jerarquía de las necesidades que las personas buscan satisfacer. Expresó que “un ser humano primero satisface sus necesidades primarias, antes de buscar las más altas”.

Armstrong (1991) expresó que “la motivación de los recursos humanos consiste fundamentalmente en mantener culturas de valores corporativos que conduzcan a un alto desempeño”.

Robbins (1999) comentó que “la motivación es el deseo de hacer un esfuerzo por alcanzar las metas de la organización, condicionado por la necesidad de satisfacer alguna necesidad individual. La persona se centra en metas organizacionales a fin de reflejar su interés primordial por el comportamiento vinculado con la motivación y el sistema de valores que rige la organización”

Stoner (1996) definió la motivación como “una característica de la psicología humana, incluye los factores que ocasionan, canalizan y sostienen la conducta humana. Lo que hace que las personas funcionen”.

Teniendo en cuenta estas definiciones, es importante resaltar que existen empresas que aunque son conocedoras que motivando a su personal pueden obtener las metas institucionales, no están invirtiendo lo suficiente para contribuir a una mejor calidad de vida, a un mejor trato y el valorar las tareas que ejecutan dentro de la compañía sus empleados, para que estén motivados y asuman los objetivos de la institución como propios.

Cuando no existe una buena motivación, se puede reflejar en su comportamiento humano, ocasionando en la mayoría de los casos estrés laboral, lo que repercute a su vez en la misma empresa, debido a que el personal puede enfermarse y ausentarse por la misma causa, conllevando a un bajo desempeño laboral y afectando las metas de la organización. En cambio, si existe una buena motivación, habrá mayores resultados positivos, mejor relaciones laborales, mayor eficiencia, entre otros, que permitan alcanzar las metas en menos tiempo del indicado.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *