2.5 Fracaso y personalidad

Publicada en Publicada en Curriculum Vitae

En la vida de cada persona se presentan triunfos y fracasos y es “normal” aprender a convivir con ellos, sin embargo, hay quienes se les dificulta enfrentar un fracaso cuando no lo han vivido antes, pero es importante aprender a hacerlo para adquirir experiencia y tener las herramientas que se requieren para poder enfrentar otros similares en cualquier área de su vida.

Es importante no hacer del fracaso una situación inmanejable, desesperandose cuando se comete el error, porque equivocarse es de humanos, debido a que somos susceptibles de incurrir en estos. Lo importante es analizar la situación y encontrar los posibles motivos por lo que no se logró lo esperado e intentar nuevamente, utilizando otras estrategias.

Hay quienes piensan que el fracaso ayuda a consolidar la personalidad, haciendo a la persona más fuerte, porque de los errores se aprende.

A nivel organizacional por lo general pueden surgir conflictos entre empleados, en cualquier departamento, que pueden conllevar al fracaso de las metas propuestas, generando preocupación en los líderes del equipo, que por lo general no saben como manejar la situación, en donde puedan encontrar una solución que les permita continuar con la buena ejecución de las tareas diarias y por ende cumplir con los objetivos establecidos. Sin embargo, lo que generalmente causa esas situaciones es un choque por diferentes clases de personalidad.

Por lo anterior, es relevante que los líderes organizacionales tengan claro que cada persona puede actuar, escuchar y comunicarse de manera diferente y esto puede determinar el éxito o fracaso dentro de la empresa; y para que pueda dar solución cuando se presente una situación negativa es bueno conocer y comprender los distintos tipos de personalidad.

De acuerdo a estudios adelantados en la Psicología estas 4 personalidades pueden conducir al éxito o al fracaso a nivel organizacional.

  • El sociable es muy buen comunicador, esta siempre dispuesto a relacionarse con otros, a preocuparse por ellos y a facilitar su crecimiento intelectual y desarrollo, aunque suelen ser percibidos como pocos asertivos y tienden a colocar las necesidades de otros por encima de las de ellos. Es posible que sean fáciles de influenciar.
  • El líder tiene la necesidad de obtener resultados buenos, es altamente competitivo, puede ser controlador y en algunos casos agresivos, con la tendencia a dejar a un lado la empatía y anteponer el trabajo a las personas.
  • El organizado quien trata siempre de hacer un buen trabajo. Le gusta trabajar, planificar, es responsable, ordenado, comprometido con su trabajo y no pierden tiempo.
  • El libre tiene la necesidad de sentir libertad personal, no le gusta seguir normas, reglas y un horario. Son vistos como desorganizados e indisciplinados.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *