2.4 S.O.S Manejando mis impulsos en el trabajo

Publicada en Publicada en Curriculum Vitae

Ante ciertas situaciones se suele manejar una carga de emociones tan intensa que parece tener control sobre el pensamiento y las acciones de la persona que lo siente; Y es de esta forma como se deja llevar, movida por el impulso de lo que se encuentra vivenciando.

El inconveniente realmente radica en la forma en que reacciona impulsivamente, que a pesar de saber las posibles consecuencias de hacerlo, aun así algunas personas no se detienen, sin importar donde se encuentran y luego cuando se descargan y logran calmarse, terminan arrepentidos de su actitud, se sienten culpables y apenados por los actos cometidos.

El reaccionar de manera inadecuada, no es bien visto en ningún lugar, pero hacerlo en la empresa donde se labora, podría generar consecuencias muy graves, que podrían conducir a la cancelación del contrato e implicaciones legales, por esta razón, se hace necesario aprender a controlar los impulsos y es un esfuerzo que hay que realizar toda la vida, para mantener control sobre esta.

Colocar límites no siempre es una tarea sencilla, sin embargo, es necesario e importante aprender a hacerlo, para mantener buenas relaciones interpersonales y tener el control de nuestra vida. A continuación se sugiere una serie de técnicas que pueden servir como S.O.S cuando una persona se encuentre ante una situación desencadenante de irritabilidad, que puede conllevar a impulsos repentinos negativos, en el ámbito laboral.

  • Un punto clave es observar la situación y ser consciente de las emociones que se están sintiendo, pero evitar actuar como consecuencia de lo que esta vivenciando.
  • Tratar de ver la situación desde afuera, como si se tratara del problema de otra persona y analizar el tipo de comportamiento que se sugiere para evitar consecuencias irreparables.
  • Existe una técnica llamada surf del impulso en donde sugiere alejarse de la situación y tomar una hoja en blanco en la que se va a escribir lo que se observa de manera consciente sobre los impulsos. No se debe juzgar, simplemente describir los impulsos, lo que se piensa, siente y preocupa de la situación. Recuerda que solo se observa y no se debe actuar.
  • Siempre piensa antes de tomar cualquier acción que pueda ser motivo de alteración. Hay que pensar con la cabeza despejada para poder encontrar la manera indicada de reaccionar, siendo racional y no emocional.
  • Cuenta mentalmente hasta 10 y aunque se pueda considerar algo ridículo, realmente no lo es, porque cuando se cuenta mentalmente, de manera lenta, el cerebro se oxigena, la respiración se regula y la molestia comienza a disiparse. De esta manera se podrá analizar la situación y actuar como se espera.

Es importante buscar alternativas diferentes, ser tolerante ante la frustración, aprender de los errores, practicar alguna actividad física, entre otros, que permitan canalizar las emociones negativas.

Nuestros Tests

TEST: Quieres saber si eres, o podrías ser, un buen emprendedor.

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo saber si hago bien mi curriculum?

  Realizar Test

TEST: ¿Cómo te ven los demás en el trabajo?

  Realizar Test

TEST: ¿Cuál es el trabajo de tus sueños?

  Realizar Test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *